lunes, 20 de mayo de 2013

SALONE DEL MOBILE MILANO 2013 / UNA CIUDAD INVADIDA POR EL DISEÑO


SALONE DEL MOBILE MILANO 2013 / UNA CIUDAD INVADIDA POR EL DISEÑO
Una mirada de nostalgia sobrevolando la creación
 
Paolo I.G.Bergomi
 
Un nuevo Salone del Mobile ha concluído, se podrán decir muchas cosas, de hecho se dicen, sobre las características y particularidades de esta edición. Lo concreto es que una vez más Milán se ha mostrado en todo su esplendor, el Salone es la ciudad misma, transformada, engalada, disponible, expositiva y receptiva para los mas de 325.000 visitantes de la feria, un nuevo record. La pluralidad de orígenes, 160 países, excede lo internacional para definirse como global, una forma innovadora para una feria que en su edición número 52 superó los 2.500 expositores distribuidos en mas de 200.000 metros cuadrados.
 
El Salone, que incluyò el Salón Internacional del Mueble junto al Salòn Internacional del Complemento de Decoraciòn con espacio para 1440 expositores, el Salòn Internacional de la Iluminaciòn / Euroluce, de ediciòn bianual, con 479 expositores desbordando con las nuevas tecnologías y la fuerte inversión de las empresas, y el Salón Oficina, tambièn bianual, con 106 empresas presentes. Especial menciòn para la 16ava. edición del Salón Satelite,bajo el lema "Diseño y artesanía: juntos para la industria", receptor de los trabajos de 700 jóvenes diseñadores entre los que figuran los estudiantes de 17 Facultades de Diseño Industrial de todo el mundo, que tuvieron la ocasión de mostrar los proyectos de sus alumnos como incentivo estratégico; de Latinoamérica, Chile con dos unversidades, Puerto Rico y Brasil. Argentina, claramente ausente a pesar de ser pionera en la formación académica, en la profesión y no menos en la capacidad industrial actualmente adormecida. Los 35 proyectos selecionados "under 35", fueron expuestos y premiados. El primer premio de Diseño Emergente para la diseñadora portuguesa Tania da Cruz por su piezas de corcho, merece compartirse con el jurado mismo, que tuvo la apreciada decisiòn de considerar un material mas allà de su razòn de uso como un objeto de diseño..
 
Tecnicamente impecable en su organizacion y servicios, el Salone expuso la tendencia del mercado, innovación ajustada a una realidad necesitada, recuperación de la memoria y el culto a los clásicos. Presentes las marcas mas destacadas, en primera fila las italianas, con stands de excelene factura y personal calificado para la atención y los negocios concretos, algo común en todos los stands presentes, pero no en nuestras ferias.
 
En consonancia con el espíritu imperante de la nostalgia y el revival, se celebraron aniversarios de peso, Fornasetti con su centenario, Knoll sus 75 años con la colección de jovenes diseñadores ingleses, Artek celebrando a Alvar Aalto con su 26 Metal Chair de 1932, no menos Alessi con la reinterpretación del Anna G del ya octogenario Allesandro Mendini, Poltrona Frau con su reedición de la silla Letizia de 1954 y Flos con las lámparas de Gino Sarfatti (1912-1985). Un mundo de recuerdos con visiones que reproponen el pasado con sentimientos modernos, con productos mas durables y menos contaminantes, sea en su fabricaciòn como en su fin de vida. Mas soluciones tecnologícas y peculiaridades productivas directamente relacionadas con formas del saber hacer, un capìtulo especial dedicado a las manualidades entendidas como especialidades distintivas como vidrio, madera, metal y digital. En sìntesis, un Salone con menos locuras creativas, pisando casi sobriamente la tierra.
 
El color, estuvo presente como tendencia, recuperando en cierta manera el àmbito de lo natural, verdes en amplia gama, tonalidades afines a las cuerdas y fibras vegetales, el color fango con pinceladas de rojo y amarillo mostaza. Paletas de grises, càlidos y mezclados con marròn. De alguna manera este sincretismo cromàtico enlaza una tendencia al mueble dentro-fuera, una multifunciòn para un multiespacio. La repropuesta del uso mas intenso de la madera, verificable en múltiples opciones presentes en el salón, fortalece la tendencia a lo natural.
 
Capítulo aparte la atenciòn puesta en el proyecto del invitado Arq.Jean Nouvel, Premio Pritzker 2008, "Ufficio da abitare", con su visión del ambiente de trabajo como casa habitación, cinco situaciones laborales inèditas donde el liet motiv es el placer de trabajar. La presentación incluye una pequeña joya, la posibilidad de recrearse con las piezas miliares del equipamiento de oficinas firmadas por Wright, los Eames, Mies Van der Rohe, Jean Prouvé. Claramente la Oficina como protagonista.
 
En el territorio de lo tècnico y los negocios, destacamos el simposio organizado por el Centro Studi Industria CSIL, "World Furniture Outlook", con un anàlisis del estado de los mercados del mueble en el mundo real de la producciòn y el intercambio comercial. Esta nueva ediciòn, que en la anterior nos tuvo como disertantes brindando el Informe ALADI sobre la industria del Mueble en América Latina, radiografiò el consumo de muebles a nivel de cierre del 2012. En positivo Estados Unidos incrementò el 2%, siendo el mayor importador del mundo con 26 billones de dòlares,  Saudi Arabia el 4%, Medio Oeste y Africa 4%, Asia y Pacìfico 6%. En negativo Europa en crisis, con menos 2%. El mercado internacional basicamente involucra a 70 paìses, los lìderes en importaciòn son Estados Unidos , Alemania, Francia y el Reino Unido. Los mayores exportadores son China, produce el 37% de la producciòn mundial, Italia con el 6%, Alemania con el 6% y Polonia con el 2%. Por Latinoamèrica, solo destaca Brasil que aporta el 2%, con la curiosidad que su mayor mercado es Angola, una oportunidad que las mesiànicas misiones comerciales de Argentina soslayaron en detrimento de una industria nacional con capacidad de diseño, producciòn, calidad y por sobre todo con imperiosas necesidades de trabajo.
 
Una menciòn especial al clima generado por el Fuori Salone, esa escenografìa que la ciudad sabe brindar en cada ocasiòn para acompañar al evento convocante. Atentos a la importancia que adquiere año tras año, surge la pregunta si en algùn momento no serà el Fuori Salone el convocante. De hecho lo es a la par. El mundo de visitantes de la feria se vuelca al cierre de la misma, gracias a la inteligente y probada costumbre de operar una feria de 9 de la mañana a 6 de la tarde,  a recorrer los cientos de puntos de exposiciòn, eventos y presentaciones esparcidos en estratègicas zonas de la ciudad. Tanto empresas como diseñadores generan en cada sitio posible, show rooms alhajados, locales comerciales transformados por solo cinco dìas, antes mercerìas, ferreterias, herboristerìas, ora presentando colecciones de carteras, muebles, macetas de diseño. Galpones industriales, patios interiores y garajes convertidos en mercados de innovaciòn y talento creativo.
 
Notable el creciente valor al hecho del cocinar y el comer como un campo de diseño, el salto del diseño del "objeto para cocinar" a la cultura del uso mismo, al universo que conlleva y a la multiplicidad de situaciones que convoca. Variadas actividades fueron especialmente dedicadas al tema como un especio de novedad e innovaciòn. De alguna manera dà satisfacciòn y justificaciòn meritoria a quien escribe la presente el haber curado las ediciones 2012 y 2013 del Museo de Arte de Piriàpolis MAP con sus muestras Buen Provecho / Buen Diseño / Sabor y cultura del buen comer. Dos presentaciones diferentes y complementarias.
Una propuesta anticipada de la tendencia que vendrìa.
 
Destacable como primicia, el acuerdo del Comitè Organizador Cosmit con el Consejo de la Cultura, Moda y Diseño del Municipio de Milàn, que permitìa el acceso gratuito a los museos de la ciudad durante el perìodo ferial y el sistema de pases del transporte pùblico con incluìda la entrada a la muestra. Un recorrido completo por la capital del Diseño.
 
El todo acompañado por una oferta de mùltiples amenidades, excelente comida y mejor bebida, que hacìa felizmente dificil transitar por las zonas involucradas.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario